jueves, 6 de octubre de 2011

Educación Publica y Síndrome del Funcionario


Lo primero de todo y para no crear confusión os digo que estoy totalmente en contra de cualquier tipo de huelga. Pero me rechina que en aras de una mejor educación publica dejen de dar clases, ¡seguro que hay otros medios en los que no perjudiquéis a los chavales con vuestras movidas!.

Hoy cuando iba a recoger a mi enana al cole escuché en "la Cadena Ser", en el programa de Gemma Nierga, que estaban en un instituto de Madrid, con un alumno y preguntaban a ver si algún oyente podía identificar el barrio por una serie de preguntas que estaban haciendo al chaval, este tocaba el violin, el piano y era bilingüe...... y además    (pausa dramática)    de Vallecas.... ¿todo esto lo hacen para defender la educación publica?..... INCREIBLE-BLE. En ese momento cambie de emisora, no se que coño tiene que ver que un tío de Vallecas toque el violin con la calidad de la enseñanza pública, parece que esto es lo normal en Madrid, en todos los institutos tocan un par de instrumentos, son bilingües y ademas multirraciales sin incidencias.... ¡qué bonito!, ....como siempre yo soy el gilipollas de la casa, en mi caso he tenido que sacar a los niños de un colegio publico por la absoluta dejadez/negligente de los profesores y dirección del centro, seguro que esto nos pasa por no ser Vallecanos....

A modo de anécdocta, y sin ánimo de ahondar en la herida, os cuento que ninguno de mis hijos ha conseguido tener la misma tutora de inicio a fin del curso, en todos estos años siempre hemos tenido dos o tres tutoras (refiriéndome a periodos superiores a dos meses), se conoce que desgasta mucho ser maestro (funcionario) en estas fechas. Y digo "en estas fechas" porque mi madre ha sido MAESTRA de educación especial toda su vida y no ha faltado al cole ni un solo día.

¿Y aun tenéis los santos cojones de hablarme de calidad?

Obviamente cada uno cuenta la feria según le va, y en mi caso la feria fue muy, pero que muy mal.

Generalizar es horrible, pero yo creo que el funcionariado acaba con la más fuerte de las vocaciones en unos pocos años.

PD: que mala leche se me pone con solo con mencionar este tema, imagino que en un tiempo, si a mi enano no le han quedado secuelas, lo olvidaré, pero de momento será muy complicado convencerme del fin de esta huelga de profesores.