sábado, 10 de julio de 2010

125/365



Hay ocasiones en que lo más productivo es mirarse los pies y dejar la mente en blanco...

viernes, 9 de julio de 2010

124/365



Las formas que transmiten sensaciones.... nos suavizan el espíritu... nos dan paz....

Mi Flujo De Trabajo... o ""Workflow" (queda más profesional)




Como siempre os digo, soy muy aficionado a los podcast de fotografía, ahora estoy enganchado a lenteabierto y en su ultimo capitulo hablaban sobre los flujos de trabajo en fotografía. Hace un par de días, felicité a @pelosbriseno por su trabajo en el podcast y me pidió que le contase yo mi método.....
¿el mío?... ¿tengo yo de eso?, le comenté medio en serio medio en broma, y me puse a dar vueltas a la cabeza para ver cual es mi rutina de "trabajo".

Siempre he sido bastante anárquico para esas cosas, cuando tenia cuarto oscuro en casa, hace ya como un siglo, mi rutina era hacer las fotos, revelar los carretes, y cuando disponía de mucho tiempo ampliaba las fotos. Ahora no tengo cuarto oscuro, y los carretes que hago, son de 6x6 y los llevo a revelar a un laboratorio, y todavía estoy buscando una solución adecuada para la ampliación o es escaneado de los negativos.

Con el paso a la fotografía digital, todo el proceso se ha facilitado enormemente, en cuanto a recursos necesarios se refiere. Necesitas, una cámara, un ordenador, algún software y muchas ganas.

Para la captura de las fotos uso Nikon, básicamente porque al cambiar a digital ya disponía de algunos objetivo, y la verdad es que estoy muy contento con el rendimiento de la cámara. Siempre disparo en RAW, y estos los proceso con el "Capture One 4", después de probar un montón de programas, me decidí por este porque los resultados eran los que más me agradaban. Cuando paso las copias al ordenador (en carpetas ordenadas por cámara), hago una primera selección de fotos directamente sobre el Capture One, sinceramente, no uso las marcas que vienen con le programa para selección, borro las que no me gustan y las demás las guardo. Una vez he revisado todas las del día empiezo una a una con el procesado. No me gusta pasarme mucho tiempo con el ordenador, así que procuro que las fotos queden a mi gusto en la cámara, pero generalmente toco algo de balance de blancos, curvas y enfoque... y poco más.

Muchas directamente ya se pueden imprimir o subir a mi flickr, y otras, las doy una vuelta por el photoshop o Gimp. Con las limitaciones que tengo en el uso de estos editores, la verdad es que poco hago normalmente, ...algún tratamiento por capas y la conversión a blanco y negro. Con el tiempo he ido recopilando algunas acciones que me facilitan mucho la vida.

Luego, al final de cada sesión copio los archivos RAW en un par de discos duros, y los JPEG procesados en otros, manteniendolos en carpetas por fechas, y en mi ordenador, guardo las últimas sesiones para darles otra vuelta en frío.

Y colorin colorado, ¡este cuento se ha acabado!

PD: pues si que tengo un método al fin y al cabo ;)





jueves, 8 de julio de 2010

123/365



Nuestra realidad, aunque sea compartida por muchos, no constituye una realidad universal ...No

miércoles, 7 de julio de 2010

122/365



No, no es que no te escuche.... ¡es que me da igual!
(tarde mucho tiempo en aprender esto)

¡¡él vive en la piña debajo del mar!!



Molaría que me pusiera a hablar de Bob Esponja y de la legión de seguidores que tiene, ¡pero no!, la verdad es que en los últimos años a base de repetición y repetición le estoy cogiendo mucha manía (ya me se todos los capítulos de memoria)

El tema que hoy me ocupa, es que después de cuarenta y .... tantos años he usado una esponja de baño, ¿curioso no?, ....pues sí, y oye.... una experiencia....

¡que tacto!

¡que sensaciones!

TODA UNA EXPERIENCIA....

Se conoce que compramos una remesa para los niños o algo y andaban en una bolsa por la bañera y me dije... ¿por qué no?, ¡y me lancé sin más!....

La verdad es que no se que más contaros, solo me apetecía compartirlo con vosotros, así que si alguien no lo ha probado, lo recomiendo.

Y por si alguien se ha quedado con mono de mi querido Bob, os dejo la cancioncilla de marras.



martes, 6 de julio de 2010

lunes, 5 de julio de 2010

Campamento De Verano.... ¿Tortura Infantil?



En estos meses de verano, hay que colocar a los enanos en algún lado, en nuestro caso trabajamos los dos y nos resulta muy complicado eso que llaman conciliar.

Este año, como los dos anteriores, los hemos "colocado" en un campamento de día, con muchas actividades que en principio hacen muy apetecible el plan... pero... ¡no todo es armonía en el paraíso!

Hoy se ha levantado la pequeña diciéndome que no quiere volver a campamento, lloriqueando y pidiéndome que no la llevase, me he negado en principio, y ella ha empezado con el plan B...

- papá, me duele la tripa...
- a ver hija, ¿donde te duele?
- aquí papá (señalándose el ombligo)
- ¿y si no vas al campamento?
- entonces no me duele
- !ja!.... ¡te pillé!

Salimos todos al campamento y en las puertas empieza la llantina... sin convicción.... pero a mi me llega al alma....

No es por verla llorar, la verdad es que soy casi inmune a ese tipo de chantajes, es por mi propia experiencia.... de pequeño....

Pues si, os lo voy a contar.... debía de tener como seis o siete años, era un tierno infante, cuando mis padres me "largaron" quince días a un campamento de verano en la sierra de Madrid, pero un campamento de los de mochila y esas cosas....

Mochila, saco de dormir, ropa de campo, botas "chiruca", una armónica..... por supuesto todo ese equipo a estrenar.... y al autobús que nos llevaba al campamento.

No recuerdo muy bien nada de entonces, de lo que si me acuerdo es que como a la semana vinieron los padres de visita, y cuando yo vi a los míos me puse a llorar como loco y me metí en el coche con la esperanza de que me sacasen de ese infierno... por otra parte inútil....

El motivo fundamental de mi llanto, es que nadie, y digo nadie, me había enseñado a atarme los cordones de las botas, y desde el primer día no pude quitarme las jodidas "chiruca".

Como os podéis imaginar, cuando fueron extraídas las botas de mis pies, los calcetines esos de montaña formaban parte de la piel, y el olor debía de ser infernal, aunque de esto no tengo recuerdos la verdad, pero os doy mi palabra que no volví a ponerme botas de montaña hasta que cumplí los treinta años....

Finalmente el trauma no ha sido excesivo, odio las "chiruca", las armónicas (que nunca supe soplar), los fuegos de campamento, y por extensión a la gente que va con la guitarra al campo.

Hijos míos, solo espero que estas experiencias no os generen traumas, y si tenéis algún tipo de problema, pedir ayuda.... ¡eso me costo un huevo aprenderlo a mi!









120/365



volver a la infancia es un ejercicio que todos deberíamos hacer a diario...

domingo, 4 de julio de 2010