miércoles, 7 de julio de 2010

¡¡él vive en la piña debajo del mar!!



Molaría que me pusiera a hablar de Bob Esponja y de la legión de seguidores que tiene, ¡pero no!, la verdad es que en los últimos años a base de repetición y repetición le estoy cogiendo mucha manía (ya me se todos los capítulos de memoria)

El tema que hoy me ocupa, es que después de cuarenta y .... tantos años he usado una esponja de baño, ¿curioso no?, ....pues sí, y oye.... una experiencia....

¡que tacto!

¡que sensaciones!

TODA UNA EXPERIENCIA....

Se conoce que compramos una remesa para los niños o algo y andaban en una bolsa por la bañera y me dije... ¿por qué no?, ¡y me lancé sin más!....

La verdad es que no se que más contaros, solo me apetecía compartirlo con vosotros, así que si alguien no lo ha probado, lo recomiendo.

Y por si alguien se ha quedado con mono de mi querido Bob, os dejo la cancioncilla de marras.