martes, 1 de febrero de 2011

331/365

Casi siempre tenemos las mismas respuestas ante los mismos estímulos.... ¡tengo que cambiar los esquemas!