jueves, 12 de agosto de 2010

158/365

Estoy convencido de la imprecisión de la edad.... la determinación básica reside en el cerebro.