domingo, 9 de diciembre de 2007



La inmigración, asunto negro

YO

Mi abuela materna tenia un miedo horroroso a las personas negras, en sus frecuentes viajes con mi abuelo a París, lo pasaba muy mal, no dejaba ni que los conserjes negros de los hoteles la cogieran las maletas. Era miedo por desconocimiento, lo que no llego a explicarme es el origen, eran gente culta, y viajaban regularmente. Este problema no era contra los inmigrantes en general, solo contra un pequeño colectivo. No quiero ni imaginarme como lo pasaría la pobre ahora por Madrid (Zona Centro).

No me considero una persona racista. Desde pequeño he escuchado un refrán en mi familia que decía " donde fueres haz lo que vieres", ¿qué tipo de complejo tenemos los españolitos para hacer caso de estos refranes?, aquí vienen todo tipo de personas y se traen sus usos y costumbres, y en algunas ocasiones ni siquiera respetan los nuestros, me viene a la cabeza el asunto de una niña musulmana que quería usa su (pañuelo en la cabeza) en un colegio la sierra de Madrid que requería uniforme. Esto es intolerable, si me voy yo con mi mujer a un país Islámico y a ella le da por hacer top-less en la playa, ¿qué pasaría?, ¿podría acusarles yo de racistas?.... o, simplemente nos matarían.

No me importa un comino que la gente se vista como quiera, o que rece a quien quiera, o que viva como quiera, lo que si me importa es que no se respeten las normas, si en un colegio hay que ir de uniforme, todos tienen que ir de uniforme. Si yo no quiero que mi hijo profese la religión católica, nunca lo llevaré a un colegio de curas.

Que complicados son estos asuntos, se han generado una serie de asociaciones que defiendes los derechos de los inmigrantes, hasta aquí, todo muy bien, pero, ¿no deberíamos integrar a la gente que viene?, ¿no deberíamos reducir los aspectos diferenciales?, o mejor ¿no deberíamos considerar las diferencias como positivas y respetarlas?.

Parafraseando al gran Perich realmente no se si es literal, pero la esencia es esa. El asunto de la inmigración es francamente complicado, el mero hecho de haber nacido de un color o en un sitio te hace privilegiado frente a millones de seres humanos que no han tenido esa suerte, ¿quién nos otorga el derecho a discriminarlos?......

MI CIRCUNSTANCIA

Permitidme un dato de la revista "The Economist", primera semana de mayo de 2004, en una de las páginas aparece un articulo que habla sobre la inmigración en Alemania. En un cuadro comparativo, Estados Unidos de América, aparece en primer orden con algo mas de un 10% de nacidos inmigrantes sobre nacidos nativos. En valores absolutos da la cifra de 31.8 millones de nacidos inmigrantes. El segundo país, Alemania, con algo más un 8% y 7,3 millones de nacidos inmigrantes, y en después de otros países figura España, con algo mas de un 2% y 1.1 millones de nacidos inmigrantes. ¿qué donde quiero llegar?, muy sencillo, responderme a esta pregunta, ¿por qué los países con economías mas fuertes tienen las tasas de inmigración mas elevadas?. Es por la búsqueda de “Eldorado” o por el contrario la afluencia de inmigrantes favorece el desarrollo de los países.

¿A quien no le gusta tener servicio domestico?. En los años 50 y 60, el hecho de tener servicio en España era algo normal, no implicaba el tener dinero ni una posición social privilegiada. Simplemente, al ocurrir una de las grandes migraciones del entorno rural al urbano, era un salida para un gran número de mujeres, abandonar el duro campo por un trabajo no menos duro en la ciudad. A estas personas, las criadas, no se les pagaba, estrictamente se les alimentaba. En muchas ocasiones, el trato de los "señores" incluía algún extra que no podría considerarse como ético (doble moral católica).

Actualmente, el hecho de tener servicio es un lujo para la mayoría de la gente corriente, no así si la chica que atiende tu bebe es dominicana, polaca, búlgara... por lo tanto, como es posible que critiquemos a los inmigrantes, que les achaquemos todos los males de la sociedad moderna y a su vez nos beneficiemos de las ventajas de contratar ilegales por sus bajos costes. Intuitivamente las influencias de la inmigración no parecen malas, ojo, tenemos una tendencia natural a hacer guetos y en este sentido es por donde vienen todos los conflictos.

En España, la entrada natural de inmigrantes es por el Sur, por Africa, con lo cual, nos dotamos de marroquíes y subsajarianos principalmente, que desarrollan trabajos de ilegales en el campo. Esta mano de obra barata y poco conflictiva es muy saludable para la economía agrícola del país.
Conclusión, creo que nuestro país puede y debe contratar inmigrantes para desarrollar muchas labores, todavía estamos en unos ratios muy bajos de inmigración, y en sectores económicos muy potentes hay una escasez de mano de obra muy elevada, como ejemplo está la construcción, no hay peones, la mano de obra especializada esta en unos niveles saláriales elevadísimos, lo que repercute en el precio final de manera escandalosa.