domingo, 8 de enero de 2012

Excursión Improvisada


Ayer nos fuimos de marcha por La Prediza, lástima que fuera algo improvisado y no estuviéramos equipados en condiciones, pero los enanos aguantaron bien y pasamos un día precioso, cansado pero precioso.

Como anécdota sin  mayor transcendencia que la de comparar el funcionamiento de la mente humana por géneros, mientras íbamos caminando Yol me comentó que hacía años que hicimos una excursión por allí con unos amigos, que si no me acordaba de que uno de ellos llevaba un teléfono móvil, de esos de los primeros que tenían la batería en un "aparte" y pesaban como una tonelada, el caso es que si me acordaba, pero mi recuerdo principal de esa excursión es que a una de la que venia se le salio  un pecho del bikini.... ¡así de simples somos!, si, no nos confundamos, nuestro cerebro primitivo guarda solo las cosa importantes.

Volviendo a la caminata, por cierto, muy recomendable para ir con niños , es un paraje precioso y muy facil de hacer, pero hay que ir equipados con lo mínimo, .....¡al menos agua!, eso si, ves cada "figurin" que alucinas, parece que vienen de escalar la cara norte del Annapurna por lo menos, .... ¡cuanto daño ha hecho decathlon a esta sociedad!. (#yoconfieso que en cuanto regresamos me fui a esa mencionada tienda a comprarme un palo como los que llevaba todo el mundo por allí, y mola un montón, ya tengo ganas de estrenarlo).

No os comparto fotos de la caminata porque no me gusta ninguna, salvo estas dos las demás son para borrar, la verdad es que la luz era muy dura y los niños me daban la paliza cada vez que paraba para hacer una foto, ....así no hay quien pueda.

Para que sirva de referencia, desde donde dejamos el coche, afuera de la entrada, a la zona del bar tardamos como una hora y media, yo creo que lo recomendable es subir hasta los bares en coche y desde allí hacer alguna de las rutas que marcan, pero como llegamos a eso de la una de la tarde ya había mucha cola para subir con el coche, para el regreso al coche tardamos como cuarenta y cinco minutos, ¡eso de la cuesta abajo ayuda!

Ya os iré contando nuestros progresos "montañeriles", ¡a ver si no se me vienen abajo los niños!