miércoles, 24 de noviembre de 2010

262/365

No se por que he pensado en el destino.... es ineludible, y esté o no prefijado, nunca lo sabremos.... ¡cosas del destino!