sábado, 5 de junio de 2010

90/365



La sociedad de la opulencia en la que vivimos nos conduce a situaciones absurdas.