sábado, 27 de marzo de 2010

¿Entendemos Emprender?



Es bonito, ponemos toda nuestra ilusión y hacemos todos los esfuerzos posibles. Desarrollamos extraordinarios planes de negocio, no olvidando absolutamente ningún fleco, trabajamos, trabajamos y seguimos trabajando para madurar nuestro Proyecto, ...¡EL PROYECTO!

Luego llega el momento de buscar la pasta, aquí las cosas se complican algo, pero algunos la encuentran y entonces..... entonces es cuando hay que convertirse en empresario, adecuar todos los procesos para transformar un proyecto en una realidad, para traspasar del papel a la vida todas las ilusiones y esfuerzos, y esta es la prueba más dura, es donde el oropel puede quebrar cualquier ilusión. Esto puede parecer de perogrullo, pero estoy muy harto de ver como con la adquisición de cosas superfluas, muchos negocios se van al garete, aunque se trate de culpar a la crisis o a otros agentes externos.

Todo negocio debe nacer, crecer y madurar... ¡a lo mejor la compra del "Porsche" hay que diferirla hasta que la empresa esté madura!

Hoy incluso es más fácil esto de emprender, aunque debería decir que hay más facilidades para emprender, pero creo que aun hay una falta muy grande de concienciación sobre esta cuestión. Mucha gente se lanza al ruedo con la ilusión del dinero rápido, y pocos, muy pocos modelos se adecuan a esta realidad (por lo menos legales).

en fin, no doy más la brasa por hoy, ánimo y a seguir emprendiendo... ¡que es gerundio!