lunes, 14 de septiembre de 2009

El Cantante De Opera



Un vecino te puede hacer feliz o el hombre más desgraciado del mundo, yo por lo general los prefiero lejos y silenciosos, salvo pocas y honrosas excepciones, saludo y paso de todo.

En el coche me ha acordado de un vecino de cuando vivía en casa de mis padres, ...joder, anda que no hace tiempo de esto...., pero bueno, como dicen que con la edad van saliendo a relucir los recuerdos más antiguos, se conoce que me hago mayor, cosa que por otra parte sospechaba por muchos otros síntomas....

¡A lo que vamos!, un día como otro cualquiera, abro mi ventana y escucho opera a capela, ¡BIEN!, la opera me gusta mucho, a capela y una sola voz, no lo había escuchado nunca, pero no sonaba mal, y así queda todo.....

Otro día que amanece precioso, abro la ventana y entra el sonido de una voz preciosa por la ventana,

.... ya está el tío de la opera a toda leche.... pienso mientras busco una selección musical más para ese momento

pero vamos, que no me resulta molesto y me pongo con mis cosas.

Al poco tiempo, lo que en un principio sonaba delicioso se convierte en una tediosa tarea, las practicas de canto, la misma nota cada segundo, horas y horas de practica, ....y yo intentando estudiar.....

¡¡Y esto es lo mejor que puede pasar!!

Resumiendo, la familia te toca, los amigos los seleccionas y los vecinos los padeces.

Suerte!!