lunes, 4 de febrero de 2008

...........Psiquiatras, psicólogos y otros enfermos............

No hace mucho leí una novela de “Rodrigo Muñoz Avia” con el que comparto ahora el título, es curioso, como ciertas lecturas condicionan tus actuaciones. Os recomiendo que leáis ese libro si queréis pasar un buen rato, (muy ameno, divertido con una gran profusión de matices y ..........).

En fin, después de este momento publicitario, vamos con el lío; si a tu coche le sale un ruidito, vas al taller y preguntas cuanto te va a costar, ¡¡¡ prueba superada!!!, pagas y te olvidas; si te duele un pie, vas al médico y preguntas cuando te vas a poner bien, hasta aquí todo correcto, eso si, amiguito, como te pille un psicólogo, date por “jodid......”, porque como te dejes llevar, empezaras a hacer pruebas de todo tipo y caerás en una espiral de frustración sin límite, al final...., confirmación de diagnostico intuitivo personal, ¡¡ es usted un zoquete!!, estas palabras dichas en una hora de conversación farragosa y cansina, en la que te das cuenta de las necesidades que tiene la gente de generar conflictos, ¡¡COÑO!!, déjenme en paz, eso ya lo sabia yo desde que tengo uso de razón y he vivido con ello una pila de años.

En fin, la reflexión para esta semana; ¿qué queremos ser de mayores?, dicho en el más amplio sentido de la palabra, ¿cuál es el objeto de la existencia?,
si contestas la felicidad, nunca vayas a un psicólogo; yo sigo creyendo que solo los imbéciles pueden ser felices, y yo me sigo considerando Feliz.

Un abrazo a todos.

Un tío feliz. (si me dejan)