jueves, 25 de julio de 2013

Konstruktor... las primeras pruebas


Konstruktor es una cámara de Lomo, ...de plástico... "vintage"... de eso que está de moda ahora. Hace unos cuantos años oí hablar del concepto de lomografía, y esta gente lo está explotando a base de bien. La última idea es esta cámara que te traen en piezas, ¿os acordáis de las maquetas que hacíamos de pequeños?, ¡pues igual!. en la construcción del juguete tardé como tres horas, con los niños en todo momento preguntando como iba, si ya funcionaba, si era fácil de hacer, si, si, si...., pero aun con esas la acabé, y me fui a comprar un carrete para probarla, y...., ¡si!, ¡¡funciona!!.

En uno de los paseos diarios al anochecer me la llevé y me dedique a trastear con las distintas opciones, que son pocas, y bueno,  mientras comento os las enseño.....


la cámara es una SLR de 35mm con visor de cintura que lleva una pequeña lupa de plástico para intentar un enfoque algo preciso, solo intentarlo porque es verdaderamente difícil e impreciso. tiene una palanca para cargar el obturador y las ruedas de arrastre y rebobinado de la película, también tiene un botón para seleccionar la velocidad de disparo, que una es B (bulb) y la otra N, que según dicen ellos es 1/80s. En lo tocante al objetivo es de plástico todo y solo tiene el anillo de enfoque que va desde 0,5m a infinito y ya no tiene más.... ¡ah bueno!, tiene una rueda que cuenta las fotos hechas.... pero yo al montarla me debí distraer porque no va bien.



en cuanto al funcionamiento es muy básico, liberas el espejo para poder encuadrar, enfocas y disparas a huevo.... no os olvidéis que hay que pasar la película después de cada disparo, si no haréis miles de exposiciones una encima de otra, que mola, pero solo cuando quieres hacer exposiciones múltiples  :)


Es importante poner el cerebro en modo lomo..... y olvidar la tentación de usar el iphone que da los mismos resultados con la inmediatez de poder compartidas ;)

La verdad es que tengo sentimientos encontrados, a mi me la han regalado, pero estoy seguro que si tuviese que explicar que me he comprado una cámara de plástico, que viene si montar y es de calidad regulera..... ¡me costaría!.  Metiendo en la ecuación la variable diversión la cosa empieza a cobrar sentido, pero la verdad es que duele al bolsillo el coste por foto.


He comprado otro carrete y seguiré con ella, aunque me acaban de regalar una "Voigtländer Vito automatic" de mi suegro que está sin estrenar.....


Me gusta mucho que la gente que solo conoce la fotografía digital se introduzca en el carrete, lo mismo se empieza a valorar el acto de hacer una foto, y no cientos de ellas al minuto, lo mismo se podría haber salvado Kodak.