viernes, 20 de abril de 2012

Servidumbres....





El monarca salió de palacio y miró al cielo, divisó unas nubes negras amenazantes descendiendo la colina, no le dio mucha importancia.
Montó en su transporte y encaminó hacia el burgo, distraído reparo en su escolta, a uno de ellos no lo había visto nunca, tampoco le importó mucho, él se sentía seguro. 
De una calle salió Fernando, iba cabizbajo caminado lentamente a su puesto de trabajo, nada motivado y pensando que había hecho para merecerse esa situación. Los gobernantes, personas ciertamente más inteligentes que él le decían que había vivido por encima de sus posibilidades, uf, si es cierto que compró una casa que debe al prestamista, tiene un medio de transporte y muchos pagos básicos que generan los niños, por lo visto así es como viven los ricos.....
Magdalena suele comprar revistas del corazón, Fernando las lee en el baño (excusen que omita en que situación) eso le hacia sentirse mal, es un paria en esta sociedad de mierda y encima le recriminaban el hecho de vivir por encima de sus posibilidades.
El gran problema es que no entendía, seguía sin comprender que había pasado, y por qué siempre le apuntaban a él, ya casi estaba convencido de su error y su falta de posibilidades..... ¿error?, ¿posibilidades?
Empezó a cruzar la calle absorto en sus pensamientos cuando escuchó las sirenas, paró en seco y vio el gran coche azul, por una fracción de segundo se engancharon sus miradas, no supo nunca por que, pero creyó atisbar una sonrisa en su rostro.
Se quitó esa imagen de la cabeza, tenia que seguir trabajando sus tierras si no queria perder lo poco que poseía, pero un leve ronroneo le atenazaba el sentido...... esto no puede acabar bien, no.... nunca.....