lunes, 22 de agosto de 2011

El Zoo y Tal y Tal.....



Una de nuestras tradiciones familiares es ir al zoo por el cumpleaños del mayor de nuestros hijos.... ¡ya van 7 años que acudimos a la cita!.... jo tío... ¡¡que mayor me hace!!

…. os tengo que confesar que aun no he cogido el gustillo a eso de ir al zoo, si por lo menos nos dieran armas.... algún pasatiempo tendríamos disparando a los bichos, o algo....

Ahora en serio, vas, ves mogollón de bichejos amargados en sus jaulas, y te piras.... y todo esto regado con una “caló” de justicia.... ¡es lo que tienen los que nacen en agosto!. Y encima está de gente hasta la bandera.... ¡coño!, ¿no habíamos quedado que en Madrid en agosto no hay ni dios?.

Me sorprendió enormemente la cantidad de extranjeros que vienen al zoológico de Madrid.... ¡que cosas!.... nunca, repito.... NUNCA..... se me hubiese ocurrido ir al zoo en ninguna de las ciudades que he visitado.... ni remotamente.... ¡a no ser claro está que coincidiese con el cumple de mi niño!

Os cuento un poco de que va la visita.....

Lo primero que ves es bastante light, flamencos, patos y cosas de esas.... algo ligerito e inodoro, tiene un pase. Luego los niños se emocionan con lo que llaman la pequeña granja, o algo así, es un pequeño establo que apesta y tiene un par de cabras u ovejas y unos ponis.... ¿a que tanta fiesta?.... ¡eso lo vemos por casa a menudo!

Continuamos ya con bichos de mayor calado, lo primero el lince ibérico, ¡¡por cierto pedazo de foto que hice!! ;)  en una jaula de cristales blindados estaban los dos animales, uno sobado encima de un árbol (seguro que la hembra), y el otro, dando vueltas sin parar alrededor de la jaula..... ¡oye!.... da un poco de pena..., por lo que recuerdo, en años anteriores ahí estaba un tigre albino.... debió de morir o algo así....

No os quiero aburrir mucho, vimos leones.... aunque bien podrían ser figuras, yo nunca los he visto moverse, vimos elefantes, jirafas, cebras, en fin, toda la fauna inimaginable andaba por ahí más o menos proactiva con los visitantes. Ah, se me pasaba, lo que más aplausos levantaba era la zona de los monos, andaba uno calzándose a toda hembra viviente para gran loa de los asistentes, ¡cuanta hambre hay por el mundo!.

Después de un espectáculo de pájaros, vimos otro de los delfines.... sin comentarios..... y ya por fin fuimos a mi zona preferida..... LOS TIBURONES, están en peceras inmensas en las que ponen carteles de no usar el flash y de hablar bajo.... no os hacéis una idea del griterío que se escucha allí dentro.... ¡ni de los destellos que se ven cada segundo!, se conoce que los carteles los ponen para recordar a las hordas lo que han de hacer... ¡¡cuando contemplo a esas personas solo veo comida de peces!!... ¡ qué mala mente que tengo!.

Cuando salimos de las peceras, ya llevamos unas cuatro horas sin parar, y los enanos ya no pueden más, así que toca recogerse y pirarse a comer por ahí. 

entre tu y yo.... ¿ sabéis que es lo peor de todo?...... ¡¡No va el 3G del ifón, y no puedo contárselo a nadie por twitter!!