lunes, 28 de febrero de 2011

358/365

Después de un fin de semana de desconexión hay que eliminar las barrenas mentales para poder trabajar, ¡y es muy duro!