jueves, 16 de septiembre de 2010

El Gilipollas Ibérico



Agazapado entre la multitud, el gilipollas ibérico escucha atentamente los sonidos, huele la presa y se encamina sigilosamente hacia ella......


Según la RAE;

gilipollas.
1. adj. vulg. gilí. U. t. c. s.

Ayer fuimos a tomar una hamburguesa para cenar. Estábamos tan ricamente sentados Yolanda y yo disfrutando de una cena tranquilos... los nanos están con la abuela estos días, cuando de repente oímos a voz en grito....

- ¡aquí no se fuma!

pedazo de susto, por un momento me acorde de Tejero y su "to el mundo al suelo".... pero bueno, a lo nuestro que solo se vive una vez.

La mala (o buena) fortuna, hace que se nos siente el "impresentable" en la mesa de nuestra derecha, y en tono alto, para que todos no enterásemos empieza a contarle al tío con el que iba su experiencia en un restaurante de Alcala.....

- Pues casi acabamos a leches..... (cuenta el ilustrado)
- resulta que voy a un sitio de puta madre, y me estoy comiendo un filete de ciento y pico euros, y una tío en una mesa cerca fumandose un puro.... y le digo, apague el puro y bla,bla,bla, bla, bla, bla...... (imagino que contaba esto en alto por si se me ocurría encender un cigarrillo o algo)

Al rato llega el camarero a tomar nota de su pedido y suelta.....

- a ver si no pasa como el otro día que vine con mi mujer y mis hijos y estuve esperando una hora a la comida..... ¿te acuerdas?.......

Santa paciencia del camarero, toma nota del pedido y se va....

El iluminado y su acompañante hablan de sus cosas y al ratito les traen la comida.....

El iluminado - ¡yo no he pedido esto!
La camarera - un segundo que llamo al encargado

se acerca el encargado a la mesa con la carta y el ilustrado le dice que él había pedido eso de la foto y que si no coincidían la foto con lo que había pedido que no era su problema.....

El encargado, haciendo alarde de una paciencia y profesionalidad envidiable, retira el plato y se va....

......esto son los hechos........


PEDAZO DE GILIPOLLAS.... con todas y cada una de las letras....

Una de mis aficiones es recrear las vidas de la gente que tengo en las mesas cercanas, por gestos, palabras o cualquier indicador que aprecie, les monto una vida, y se la cuento a Yolanda.... unas veces acierto y otras no, ¡pero casi siempre nos divertimos!

Lo de ayer fue un pleno al diez, le calé nada más escuchar su entrada triunfal...... en ocasiones como esta, me dan ganas de levantarme de la mesa y sin mediar palabra dar al "mermao" un bofetón sonoro, de los que no duelen pero humillan, lo mismo así aprende a tener algo de respeto a los demás.

Podría seguir despotricando de ese individuo, pero no merece la pena, el concepto ya está transmitido. :)