miércoles, 12 de mayo de 2010

¡Quiero un Despertador!



Desde hace unos meses, la pequeña no hace más que pedirnos un despertador, ...¡papá, quiero un despertador!, ¡papá, quiero un despertador!.... y así día tras día.

Al final, mi primitiva mente capta el mensaje.... ummm, lo mismo la niña quiere un despertador..... los mecanismos cerebrales se mueven de nuevo....

Y.... ¿se despertarán cuando suene la música?.... no estaría mal probarlo.

Estos hijos míos han salido a mi, yo siempre fui bastante "cabroncete" a la hora de dormir, y estos dos son más o menos parecidos.

Inicio de la negociación...

-¡chichos!, ¿si os pongo del despertador no os levantáis hasta que suene?
- siiiiii
-pero... no se levanta nadie hasta que suene...
-bueeeeno
-vale
-¡bieeeeen!

Y aquí es donde interviene mi manipuladora mente.... y digo yo.... si pongo el despertador a las 8... aguantarán los niños en la cama hasta esa hora.....


¿que creéis?, ¿funciono?


... ¡pues no!...

ni de coña.... cuando salta la radio ya no hay nadie en la cama que pueda despertarse.... en fin.... "ajo y agua"