jueves, 1 de abril de 2010

La Evolución de las Especies....



Nadie nunca podría imaginarse que hoy hablaría de bicicletas, ...¿sorprendidos?, pues eso.

Esta tarde hemos salido la pequeña y yo a montar en bici por el campo, es una afición que tengo desde hace muchos años, y al paso de ella me da tiempo a meditar ...e incluso a hacer yoga.... pobre, es que es muy pequeña, y con esas piernecitas su pedaleo no da para más.

En esas estábamos cuando me he puesto a pensar en las bicicletas que he tenido, desde la BH infantil, esa que se doblaba, hasta que hará unos 20 años me compré la primera bici de montaña. No era una maravilla, pero no había más, luego me compre una americana que me costó un pastón, era de aluminio, de tubos gordos, una barbaridad de marchas y cosas de esas. Que grandes momentos me ha hecho pasar, pero la vida sigue, la bici que entonces era una pasada, con el tiempo, unos 14 años envejecía lentamente, llegaron los niños, y compré una silla para bebes, la verdad es que no pegaba nada, y los enanos, en los primeros saltos se negaban a subir en mi bici, así que llegó el momento de cambiar el deportivo por el monovolumen.

Y me compre la bici que ahora tengo, con alforjas y guardabarros... que cosas... pero aún así me gusta.

Adaptarse o morir, es una filosofía de vida que es perfectamente aplicable hasta a las bicicletas.