domingo, 17 de mayo de 2009

El Misterío Del Bote De Nesquik




-De como un inocente bote la puede liar-

Pues hace dos semanas se gastó el "Nesquik", yo tengo la costumbre de sacar los botes, latas, botellas cuando se gastan para tirar al contenedor, pero por lo visto, ¡no está bien!.

Lunes:me levanto, camino hacia la cocina, abro la nevera, saco la leche, abro el armario del desayuno, saco el bote de nesquik y,...sorpresa... queda solo un poco, lo gasto y dejo el bote para reciclar.

Martes: me levanto, camino hacia la cocina, abro la nevera, saco la leche, abro el armario del desayuno, saco el bote de nesquik y,...sorpresa... ¡está vacío!; ligero mosqueo...

Miércoles: me levanto, camino hacia la cocina, abro la nevera, saco la leche, abro el armario del desayuno, saco el bote de nesquik y,...sorpresa... ¡está vacío!; empiezo a tener sensación de vivir el día de la marmota

Jueves:me levanto, camino hacia la cocina, abro la nevera, saco la leche, abro el armario del desayuno, saco el bote de nesquik y,...sorpresa... ¡está vacío!; empiezo a pensar que me toman el pelo, o a lo mejor es que contiene un tesoro o algo....

Viernes: me levanto, camino hacia la cocina, abro la nevera, saco la leche, abro el armario del desayuno, saco el bote de nesquik y,...sorpresa... ¡está vacío!;un subida de tono como protesta ante está actitud irracional...

Han pasado ya unos días y aún contemplo receloso el bote, vaga por la cocina sin encontrar un sitio donde ubicarse, y lo peor de todo, se me ha olvidado comprar nesquik.

¡Creo que voy a pasar una semana perra con el tema del desayuno!

Un chocolateado saludo.